CieloesAzul.com

Para los que les gusta saber

¿Es doloroso atrapar un haz de protones?

¡Ya ha llegado! En 1978, el físico Anatoly Bugorsky atrapó un rayo de miles de millones de protones del acelerador de partículas en Rusia a través de su cráneo.

Después de unos días, la piel afectada se despegó, perdió la audición y la parte izquierda de su rostro quedó paralizada. Sin embargo, después de 43 años, Anatoly lleva una vida casi normal. Por un lado, ¿no hay peligro? “De hecho, es muy complicado poner la mano en un acelerador de partículas en funcionamiento, porque todo sucede en el vacío. Pero si lo logramos, las consecuencias dependerán de la energía y densidad del rayo”. Describir Rende Steerenberg, jefe del grupo de operaciones de Cern.

a nivel de ADN

Si los protones son de baja energía, el daño será en la superficie de la piel y será limitado. Por otro lado, a mayor potencia, penetrará más profundamente, con mayor daño. Sin embargo, un rayo del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) consta de protones con una energía de 6,5 TeV cada uno: ¡esto es casi 100 veces mayor que el que pasó por Anatoly Bugorsky! Si solo hay un protón de este rayo girando en el LHC y pones tu mano en él, la sensación El contacto será como un mosquito picando nuestra piel. Multiplicado por el número de protones, la sensación sería intensa: un rayo del LHC contiene alrededor de 2.800 cúmulos de 100 mil millones de protones cada uno.

Además, el daño de las interacciones entre los protones y los tejidos vivos se produce principalmente a nivel del ADN. «Si solo se toca una de las suturas, la maquinaria celular es capaz de reparar el daño causado. Por otro lado, si los dos hilos se ven afectados simultáneamente, las consecuencias son más graves, estos espaciadores dobles pueden causar cáncer».

Según Cieloesazul.com No. 1248

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad