CieloesAzul.com

Para los que les gusta saber

¿Cómo crecen las plantas en el espacio?

El viernes 23 de abril de 2021, el astronauta de la NASA Thomas Bisquet voló a la Estación Espacial Internacional (ISS) en su segunda misión espacial. Allí, su objetivo es realizar diversos experimentos científicos. Entre ellos, cultivar plantas.

Para ello, utiliza una tecnología desarrollada por la NASA llamada Plant Water Management (PWM). Basado en hidroponía, esta tecnología no requiere suelo y requiere menos agua y fertilizante. La planta se riega con sales minerales y nutrientes necesarios para su crecimiento. Con la ayuda de una buena aireación, la planta logra germinar y desarrollarse directamente en el agua gracias al fenómeno de los capilares, que funcionan mejor en ingravidez que en tierra. Por lo tanto, las plantas crecen tres veces más rápido que el suelo terrestre.

La primera ensalada cultivada en el espacio

Los intentos de cultivar un huerto en el espacio no se remontan a este año. En 2015, los astronautas pudieron probar las ensaladas cultivadas en la Estación Espacial Internacional por primera vez. Después del análisis, se declaró que su cosecha es tan nutritiva como las ensaladas de control cultivadas en el suelo. Esta hazaña se logró gracias a la cámara de crecimiento VEGGIE. Este sistema de cultivo (ver foto) tiene 6 compartimentos, que a su vez constan de 3 subsistemas: un sistema de LED con una luz de 660 Nm (rojo) y 450 Nm (azul), que son los más fotosintéticamente eficientes, y son sistemas de aireación. Y una estera para reparar las raíces y aportarles nutrientes. En 2016, la Estación Espacial Internacional vio el nacimiento de Zinnia, la primera flor en el espacio.

Dificultades a superar

A pesar del progreso, los astronautas enfrentan algunos problemas. El primero se relaciona con la inercia gravitacional (la Luna y Marte) y la ingravidez (espacio). Los cambios en la gravedad pueden afectar el crecimiento de las plantas. Como parte de un experimento de la Oficina de Ciencias de Exploración Planetaria de la NASA (PESTO) de 2019, los astronautas descubrieron que la microgravedad alteraba el desarrollo de hojas, células vegetales y cloroplastos en plantas de trigo. Sin embargo, la gravedad de la Tierra no ha dañado a las plantas, ya que han crecido un 10% en comparación con las plantas de la Tierra. La pobreza en suelos extraterrestres también es un problema importante. Los suelos de Marte y la Luna son muy pobres en nitrógeno y no hay materia orgánica (compuestos de carbono). Además, Marte y la Luna no cuentan con un escudo magnético que los proteja de los vientos solares y por tanto de la radiación que daña el ADN de las plantas. Finalmente, el cultivo de plantas en microgravedad requiere suficiente agua en cantidades que son muy limitadas en Marte y no están disponibles en la Luna. ¡El huerto exótico no es para mañana!

Según Cieloesazul.com Preguntas Respuestas # 42

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad